Iniciado el recurso contencioso contra el Permiso de Investigación ARQUETU

Se ha notificado a la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC (Cantabria) el inicio del recurso contencioso administrativo contra el otorgamiento del Permiso de Investigación ARQUETU. La Asociación Tres Mares y Ecologistas en Acción Cantabria han decidido iniciar el proceso judicial ante la pasividad de la Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria que no ha contestado todavía a los recursos de reposición presentados a principios del mes de agosto del pasado año.

Esta decisión ha sido respaldada por la Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria.

Desde el mes de julio del pasado año, en que se constituyó la Asamblea contra la Fractura Hidráulica, se vienen realizando toda una serie de actividades para dar a conocer los proyectos de extracción de gas natural y promover un movimiento de oposición a los mismos por los impactos negativos que pueden suponer para las Comarcas afectadas.

El Permiso de Investigación “ARQUETU” autoriza a la empresa TROFAGÁS, de capital americano (BNK Petroleum), a realizar trabajos de investigación durante 6 años y apertura de 4 pozos de entre 1000 y 2000 metros de profundidad para extracción de gas natural en los valles del Saja y Nansa, con el fin de valorar la continuidad de su explotación en años sucesivos, con la consiguiente apertura de decenas o centenas de nuevos pozos de extracción.

Otras asociaciones y la propia Mancomunidad Saja-Nansa presentaron también recursos contrarios a la concesión del permiso a TROFAGÁS, al estar afectados los territorios de 9 nueve ayuntamientos de los valles de Saja y Nansa.

 Este método de extracción de gas provoca muchos impactos negativos en el agua, en el aire y sobre el suelo, además de afectar negativamente a la salud de los habitantes más cercanos. Existe suficiente experiencia en Estados Unidos con este método de extracción de gas natural como para valorar que los beneficios de su comercialización no compensan los perjuicios ambientales y sociales que provoca.

El silencio del Gobierno nos obliga a recurrir a los tribunales para obtener una respuesta a las alegaciones presentadas contra este permiso de investigación, especialmente por el hecho de que se concediera el mismo sin obligar a la empresa a realizar un estudio de impacto ambiental.

Un reciente informe de la Agencia de Medio Ambiente (EPA) de EEUU, publicado el 11 de Noviembre, aporta nuevas evidencias científicas de que la fractura hidráulica es la causa de la contaminación de las aguas subterráneas en la zona centro del estado de Wyoming, donde se lleva a cabo esta actividad extractiva.

La propia Agencia estadounidense (EPA) inició una investigación en el año 2010 ante el cúmulo de protestas y quejas, que todavía no ha hecho público. De momento, estados como Nueva York, Pensylvannia o Nueva Jersey han aprobado una moratoria de esta actividad hasta evaluar sus efectos.

En Europa, países como Francia, Bulgaria o Irlanda del Norte han prohibido o suspendido esta actividad. En otros continentes, países como Australia, Canadá, Sudáfrica,… han aprobado la suspensión temporal (moratoria) hasta comprobar los efectos que produce.

Asamblea contra la Fractura Hidráulica

4 Febrero 2012

Anuncios

Los comentarios están cerrados.