El Ayuntamiento de Ruente aprueba una moción contra la fracturación hidráulica

El pasado 5 de Septiembre, el Ayuntamiento de Ruente aprobó una moción contra la licencia de investigación de hidrocarburos “Arquetu”.

Gran parte del municipio de Ruente se encuentra dentro del área que comprende la licencia de investigación de hidrocarburos “Arquetu” concedida a la empresa Trofagás (sucursal española de BNK Petroleum). La licencia contempla la perforación de cuatro pozos y realización de test de producción por medio de fracturación hidráulica. Dicha técnica conlleva una serie de graves riesgos para la población y el entorno lo que ha llevado a que sea prohibida o puesta en moratoria en varios países.

La moción aprobada, manifiesta su rechazo a la licencia de investigación de hidrocarburos “Arquetu” por medio de la técnica de fracturación hidráulica y acuerda realizar acciones de oposición en coordinación con la Federación de Municipios de Cantabria y la Mancomunidad Saja-Nansa.

En el acta de la sesión, también se recoge la falta de comunicación por parte de la Consejería de Industria de Cantabria. Así mismo, informa del compromiso tomado por los alcaldes de los municipios afectados de no permitir la utilización de la técnica de la fracturación hidráulica, además de la existencia de un recurso administrativo contra la licencia. Fue aprobado por unanimidad de los siete concejales presentes.

La “Asamblea contra la Fracturación Hidráulica” ha presentado peticiones de moción en más ayuntamientos afectados.

Anuncios

2 Respuestas a “El Ayuntamiento de Ruente aprueba una moción contra la fracturación hidráulica

  1. 1 batalla ganada.gracias a las personas que hacen posible esta web.MUCHAS GRACIAS.

  2. Adoración Bayot

    Por lo que leo me parece muy peligroso este asunto de la “FRACTURACIÓN HIDRÁULICA”y los políticos tienen que tener en cuenta al dar carta blanca que se pueden cargar la vida en regiones enteras.Estoy completamente en contra de lo que se proponen hacer en la zona de Merindades y Paramos como ponía el viernes cuatro de noviembre en Diario de Burgos