Un informe alerta del riesgo del proyecto de extracción de gas

Un poco tarde pero publicamos la noticia que apareció el pasado domingo 24 de Julio en el diario ALERTA explicando que la Mancomunidad Saja-Nansa ha tomado cartas en el asunto y ha pedido una reunión con Consejería de Industria para hablar del tema. Tenemos constancia de que esa reunión se iba a producir durante esta semana pero todavía no tenemos informaciones al respecto. Seguiremos informando.

Los Servicios Jurídicos de la Mancomunidad Saja-Nansa dicen que el permiso firmado por Gorostiaga y Sota “no ha sido examinado por Medio Ambiente”
La Mancomunidad Saja-Nansa, acordó el pasado jueves pedir una cita con l consejero de Industria – como ya se explicó en el periódico al día siguiente- para conocer el planteamiento del nuevo ejecutivo regionalante el permiso de investigación de hidrocarburos concedido por el anterior Gobierno a una empresa que utilizará la novedosa y polémica técnica de la fractura hidráulica o “fracking” para extraer gas. En esa reunión del jueves, los alcaldes de la Mancomunidad debatieron las conclusiones de un informe -al que ha tenido acceso este periódico- elaborado por los Servicios Jurídicos de esta entidad. En este informe, para cuya elaboración se consultó el proyecto presentado por la empresa Trofagás Hidrocarburos, se afirma que el proyecto es “de todo punto básico” y que no fue examinado por la Consejería de Medio Ambiente.
Así, en el párrafo donde el informe de los servicios jurídicos explica lo aprobado en Cantabria, se paunta: “En definitiva, el proyecto -el llevado por la empresa ante la Dirección General de Industria del Gobierno de Cantabria- presentado es de todo punto básico y en cualquier caso, no ha sido examinado por la consejería de Medio Ambiente, ni se han solicitado informes sectoriales”.
El consejero de Industria en aquel entonces, el socialista Juan José Sota, y la también socualista y vicepresidenta de Cantabria – ante la ausencia de l presidente Miguel Angel Revilal-, Dolores Gorostiaga, firmaron el permiso de investigación, que incluye a partir del segundo de los 6 años conceidos, la técnica del “fracking” en un área de 24876 hectáreas de los municipios de San Vicente de la Barquera, Valdáliga, Rionansa, Tudanca, Udías, Cabezón de la Sal, Ruente, Cabuérniga y Los Tojos.
RIESGOS. Además, el informede la Mancomunidad considera que “el propio proyecto pone de manifiesto los evidentes riesgos para el medio ambiente, y sin embargo, no se describen qué medidas concretasse adoptarán para evitarlos, ni se solicitan informes sectoriales al respecto”. Estas conclusiones a las que llegan los Servicios Jurídicos de la Mancomunidad Saja-Nansa las extraen tras estudiar el proyecto presentado por la empresa al Gobierno regional, y en concreto, del Anejo C-2, relativo a las Medidas de Prtección Medioambientales y el Plan de Restauración, que incluye las fases de perforación de un sondeo exploratorio. Es decir, fase de construcción, de perforación y de abandono.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.